sábado, 11 de mayo de 2019

AMPLIACIÓN DEL PRIORATO DE SANTA INÉS POR EL MONASTERIO DE SAN PEDRO DE ARLANZA








AMPLIACIÓN DEL PRIORATO DE SANTA INÉS POR EL MONASTERIO

El Libro del Priorato nos narra la compra de tierras que hizo el Monasterio de San Pedro de Arlanza al Rey Felipe II a finales del siglo XVI, dicha compra de tierras se realiza para ampliar las posesiones que tenía el Priorato en Santa Inés.
El Libro, a parte de describirnos el apeo de dichas tierras, nos especifica en que medida se midieron y su equivalencia con otras medidas de la época y el lugar.

El Libro nos dice:

“Compra que hizo el Monasterio de Arlanza al Rey Nuestro Señor el año de 1591 años por fray Pedro de Arévalo, Sederio apoderado y Abad de dicho Monasterio, el cual pidió al Juez Doctor Grancián Falconi, nombrado por su Majestad, para que se le apeasen las tierras que se le habían rematado. Lo cual hizo dicho Falconi nombrando hombres peritos para ello, que lo fueron, Francisco de Andrés, Bartolomé de Nebreda y Andrés Cilleruelo, vecinos de Lerma. Y para medidor a Andrés de Palencia, vecino de Torquemada. Las cuales tierras se midieron por palos, y cada palo hace once tercias, que son tres varas y dos tercias.
Primeramente declararon haber mostrado e medido una tierra, que está eril, término de la villa de Santa Inés, que llaman la de Villaquilde, que linda con el río que llaman de Arlanza, y con la Cañada que llaman de las Merinas, que hizo mil y seiscientos palos.
Ítem declararon haber mostrado e medido, otra tierra, en el término de la villa de Lerma, que llaman la tierra de la Cueba, surco del rio Arlanza, que asurca con el cauce bajo, e por otra parte, con tierras que se vendieron por el Rey a los vecinos de Santillán, que hizo tres mil y seiscientos palos.
Ítem declararon haber mostrado e medido otra tierra en el término de Santa Inés, que se dice la Torca, que asurca con tierras de Villasante, vecino de Báscones, y con el dicho río por dos partes, que hizo nueve mil palos.
Ítem declararon haber mostrado y medido otra tierra en el término de Santa Inés, que se dice el Tarquillo y asurca con tierras de Martín de Hortega y de Pedro de Palacios; y por otra parte va surcando con el camino que va de Lerma a Báscones. Hará cuatro mil y ochocientos palos.
Ítem declararon haber mostrado y medido otra tierra, que se llama de Valdetejas, que está en el término de dicho lugar de Santa Inés y empieza desde la boca del valle hasta el camino del Garabato, y va lindando con la orilla del monte de Santa Inés y con el camino que llaman de Báscones, que hay cuarenta y tres mil y trescientos palos. En lo cual entra una tierra que está a Carraquintanilla, que la solía poseer Pedro Prieto, vecino de Quintanilla del Agua”
En la descripción de esta última tierra, consta en nota al margen: “compra del Valle” y más adelante hacen otro reconocimiento de esta compra, con límites más precisos y donde dicen que hará como cien fanegas de sembradura. Sin embargo en el apeo de heredad de Santillán y término del Valle hecho el año de 1611, refiriéndose a este, dicen expresamente “no declararon la sembradura que podía tener, por ser mucho y tener el dicho término del Valle del dicho Monasterio gran media legua de largo”. Escrito al margen de este apeo consta: “el Valle, este no se da a nadie. Este Valle no es de Santillán”.
Esta última nota nos hace pensar en la importancia que tuvo para el Monasterio esta compra de tierras. Desde luego, fue una buena extensión de terreno dados los datos que podemos obtener de este escrito.
Si tenemos en cuenta que una legua son 4,828 km, en media legua, estaríamos hablando de una extensión que solo en longitud tendría al menos 2,414 km.
En total fueron 62.300 palos los que compraron en esta fecha los monjes de Arlanza. Son los mismos monjes los que nos dicen que un palo equivale a 11 tercias o lo que es lo mismo: 3 varas y dos tercias, si tenemos en cuenta que una tercia equivale a 0,278635m (Si lo preferís, una vara equivale a 0,835905m), la cuenta es fácil, estaríamos hablando de 685.300 tercias o lo que es lo mismo, de 190.948,5655m. Por lo que podemos decir que dicha compra acrecentó de manera significativa las posesiones en el pequeño Priorato.

lunes, 29 de octubre de 2018

LA CONGRUA DEL PRIOR DE SANTA INÉS







Este apartado no aparece especificado en el Libro, si bien nos ha parecido interesante reflejarlo pues forma parte de las posesiones del Monasterio en Santa Inés. Se trata de las tierras que el Monasterio adjudicaba al Prior por parte de su congrua, para su manutención. Para Santa Inés sabemos que al menos desde mediados del siglo XVII el Prior contaba con esta congrua, ya que en la residencia que hace el General de la orden Fray Juan Manuel de Espinosa* a San Pedro de Arlanza el 28 de febrero de 1646 encontramos:
Por cuanto la experiencia nos ha mostrado el útil de señalar congrua a los Priores de los Prioratos, mandamos al P. Abad continúe y señale al de Boada y Santa Inés pena de suspensión de su oficio y lo demás se traiga a casa y se ponga en el título del priorato que fuere en los libros de ello.
Aunque, como ya hemos dicho, este tema no aparece en el Libro está bien descrito en los Memoriales del Catastro del Marqués de la Ensenada:
“Fray Miguel Arias, monje benedictino, profeso en el Real Monasterio de San Pedro de Arlanza, Prior y Administrador en esta villa de Santa Ygnes, de edad de treinta y un años. Tengo un criado para la labranza, llamado Sebastián de Magdalena, de edad veintitrés años, vecino de esta villa, a quien pago anualmente por su soldada doscientos reales; y dos criadas, la una llamada Bernarda Arribas, de edad de treinta y dos años, a quien pago anualmente por su soldada, trece ducados; y la otra llamada Juana Barrios, menor de edad a quien pago anualmente seis ducados. Y para la manutención de éstos y la mía, están adjudicados a dicho Priorato los bienes puestos por el tenor siguiente:

 NOTAS AL MARGEN
Una tierra en bien cercada de tapias, de dos fanegas de sembradura, de segunda calidad, dista del pueblo quinientos pasos, al término del Chorro. Siembra a tercer año, centeno y avena.

Digo de 1ª
Un majuelo de secano de dos obreros y medio de cavadura, de tercera calidad, dista del pueblo quinientos pasos, al término de Vallejos.

Digo de 2ª
Otro majuelo de secano, de dos obreros y medio de cavadura, de tercera calidad, dista del pueblo quinientos pasos, al término de Vallejos.



Otro majuelo de secano, de medio obrero de cavadura, de tercera calidad, dista del pueblo quinientos pasos, al término de Cuesta la Horca.


Otro majuelo de secano, de un obrero de cavadura, de tercera calidad, dista del pueblo seiscientos pasos, al término de Cuesta la Horca.

Otro majuelo de secano, de tres obreros de cavadura, de segunda calidad, dista del pueblo seiscientos pasos, al término de Cuesta la Horca.

Una viña de secano, de ochenta obreros, de tercera calidad, dista del pueblo quinientos pasos, al término de Santa Lucía confina por cierzo, heredad de este concejo; por solano, viña del Monasterio; por ábrego, camino; y por regañón, viña de José Ambrosio”.

Continúan estos memoriales con una huerta:

“La mitad de 2ª
Tiene álamos 97
Olmos 3”
“Una huerta de secano, de diez fanegas de sembradura, de primera calidad, con cien álamos y con seis árboles de fruto llevar, al barrio Bajero. Confina por cierzo, solano y ábrego, calle Real, y por regañón, cañada. Se siembra a tercer año, trigo y cebada.




Ganado:
Cuatro cerdas de cría.

Y cumpliendo con la orden de su Majestad, que Dios guíe, lo firmo en Santa Ygnes, a 29 de mayo de 1752 años".




* NOTA:
Archivo Histórico Nacional. Clero Secular-Regular. Leg. 1358